El Legado Tehuelche

  • Plata.jpg
  • Reciclado 2.jpg
  • Capacitacion 1.jpg
  • Reciclado 3.jpg
  • Residuos 1.jpg
  • Premio 2018.jpg
  • Capacitacion 2.jpg
  • Ahorro Luz.jpg
  • Cuadraditos 3.jpg
  • Residuos 5.jpg
  • Tehuel 4.jpg
  • Capacitacion 3.jpg
  • Reciclado 1.jpg
  • Artesania 2.jpg
  • Plata.jpg
  • Ahorro Agua.jpg
  • Tehuel 5.jpg
  • Artesania 1.jpg
  • Residuos 2.jpg
  • Dulce Calafate.jpg
  • Ahorro energetico 1.jpg
  • Ahorro Luz 1.jpg
  • Nuestro compost.jpg
  • Plata.jpg
  • Artesania 3.jpg
  • Tejido artesanal.jpg
  • Tehuel 6.jpg
  • Residuos 3.jpg
  • jardin 2.jpg
  • Residuos 4.jpg
  • jardin 2.jpg
  • 2016 Donacion 3 Centro de ancianos El Calafate.JPG

Cultura Viva en Kosten Aike

SIMBOLOGÍA TEHUELCHE

Los tehuelches tenían un gran dominio de la pintura y manejaban creativamente una amplia simbología en sus quillangos (Kai Ajnun), abrigos hechos con pieles de animales con el pelaje hacia adentro, al revés que los tapados de pieles actuales. 

Lo que quedaba a la vista era el descarne del animal, algo no muy estético que digamos, sobre el que las mujeres tehuelches pintaban, con precisión casi matemática, motivos que envidiaría cualquier diseñador de indumentaria moderno.

La Hospitalidad, Una costumbre muy Tehuelche

Ser invitado a un toldo tehuelche significaba que el visitante estuviese mejor que en su propio hogar. Aunque se tratase de un enemigo, podía andar a gusto, dormir en donde quisiera, comer y beber lo que más le gustase y jamás ninguno de sus anfitriones preguntaría por el día de su partida. 

Pero, para alcanzar este privilegio primero había que ser invitado. Las visitas sorpresas no se aceptaban, y se debía avisar con anticipación mediante señales de humo, y esperar confirmación, de lo contrario la bienvenida no sería tan calurosa. 

Muchos años después Kosten Aike mantiene ese concepto de atención al huésped, y sólo recomienda avisar con anterioridad para asegurar su reserva.
Política de Gestión Sustentable
Nuestro compromiso con el cuidado del medio ambiente se vio reflejado desde sus inicios cuando se pensó en construir el hotel y luego cuando se plasmó.
Elegimos una construcción sólida, orientada para usar gran parte del día energía natural, con buen aislamiento térmico y acústico, e incorporando la estructura edilicia dentro de sus jardines internos y externos con el objeto de integrar al hotel la naturaleza de la zona, dentro del entorno urbano de El Calafate.
Permanentemente nos capacitamos, evaluamos desempeños para lograr una mejor atención al huésped y así brindar un servicio de excelencia.
Cumplimos con las normas vigentes relacionadas con medio ambiente y biodiversidad, patrimonio histórico y culturas y de seguridad e higiene.
Promovemos la compra de productos locales logrando un mejor desarrollo en el destino.
Cuidamos el impacto ambiental derivados de nuestra actividad aplicando acciones orientadas a reducir la contaminación, mejorar la ecoeficiencia y el uso responsable de los recursos
Incorporamos los principios del Turismo Sustentable y la búsqueda de la mejora continua en todas nuestras acciones.
Comunicamos, incentivamos y generamos acciones participativas sustentables para interesar e involucrar al personal, huéspedes y a la comunidad.
Somos conscientes que sin nuestra maravillosa belleza natural, el Hotel Kosten Aike no tendría razón de ser.
Compartimos nuestras buenas prácticas, para que a futuro sean parte de un efecto multiplicador.
Aportando nuestro grano de arena día a día seremos parte de una importante Gestión Ecológica Sustentable en el tiempo